Geriatría en Canarias con plena actualidad

«Se celebra en Las Palmas del 13 al 15 de junio el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología en el contexto de una población cada vez mayor con crecientes necesidades asistenciales».

Resulta gratificante que se celebre en Las Palmas el Congreso Anual de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología con la participación de profesionales de primer nivel en la especialidad con el lema de Cómo intervenir ante los retos del envejecimiento lo que nos debe hacer reflexionar a todos sobre la necesidad y enorme responsabilidad de asumir los retos que impone el envejecimiento poblacional en nuestro país.

La Geriatría es una disciplina en constante progreso y evolución en una sociedad que cada día cumple más años, asistimos hoy en día al envejecimiento del envejecimiento.

Considero importante destacar la implicación, dedicación y esfuerzo continuo de la directiva actual de nuestra Sociedad Española de Geriatría en áreas tan importantes como formación continuada, divulgación de los diversos y complejos componentes y factores condicionantes asociados al envejecimiento humano y la enfermedades de los mayores lo que se refleja en la publicación de numerosas guías de buena práctica clínica, numerosas actividades científicas, colaboración con otras sociedades científicas y autoridades sanitarias.

Este evento constituye una oportunidad excepcional para todos los profesionales sanitarios que a diferentes niveles asistenciales estamos implicados en la atención a adultos mayores.

El primer paso, fundamental, que surge en el momento de valorar cualquier problema de salud en una persona mayor consiste en distinguir los efectos del envejecimiento normal de la enfermedad.

Nunca debemos suponer que un nuevo síntoma se debe a la edad y tratar de buscar una explicación acorde al cuadro clínico, características y evolución del mismo.

Es cierto que en el mayor las enfermedades asientan sobre un organismo envejecido que ha sufrido los cambios inevitables ligados al paso del tiempo y los debidos a padecer diferentes enfermedades y agresiones a lo largo de los años vividos.

Los mayores son el grupo más heterogéneo de la población, por lo que definir a una persona mayor solo por la edad cronológica es una simplificación improcedente e inaceptable a día de hoy.

¿Cómo podemos definir la Geriatría?

Es la rama de la medicina dedicada a tratar los aspectos clínicos, terapéuticos, preventivos y sociales de la enfermedad en los adultos mayores de 65 años, tiene entre sus objetivos prevenir y superar la pérdida de autonomía a lo cual los mayores son susceptibles, centra su atención en personas que padezcan varias enfermedades con tendencia a la cronicidad e invalidez con una evolución condicionada por factores psíquicos o sociales.

Pretende prevenir la aparición de la enfermedad, tratarla cuando aparece e impedir que evolucione a la cronicidad intentando que los pacientes que lleguen a la dependencia sean los estrictamente inevitables y lo más tarde posible.

La pluripatología es casi una norma en la población mayor con un elevado numero de procesos crónicos que periódicamente se pueden reagudizar y generar ingresos hospitalarios que posteriormente generan limitación funcional impidiendo llevar a cabo sin ayuda las actividades de la vida diaria.

Siempre que se evalúan pacientes mayores de forma rigurosa y exhaustiva se detectan enfermedades previamente no conocidas y con frecuencia tratables.

En las enfermedades de los mayores también sucede un importante hecho diferencial, puede fracasar en primer lugar lo más vulnerable, aquel órgano o sistema con menor reserva fisiológica para responder a la agresión, por lo que la enfermedad puede manifestarse en un órgano lejano del que sufre el proceso patológico.

Por ejemplo una infección urinaria puede generar confusión mental, inestabilidad a la marcha o caídas en lugar de síntomas urinarios típicos.

Es frecuente el elevado número de problemas paramédicos generalmente de índole social o económica con repercusión directa sobre el estado de salud.

Desde el punto de vista asistencial la implantación de la Geriatría en nuestro medio es completamente deficitaria a pesar de la creciente demanda.

Los pacientes mayores tienen características especificas en su forma de enfermar y de afrontar la enfermedad lo que establece una gran diferencia con el adulto más joven, las cosas no son lo que parecen.

¿Qué es la Gerontología?

Es el estudio del proceso de envejecer en sus múltiples y complejos aspectos, desde la genética a la biología molecular, es una ciencia interdisciplinar aun en pleno desarrollo de la que queda mucho por conocer.

Entre las características especificas de las enfermedades de los mayores se debe destacar la cronicidad, la pluripatología, la forma de afrontar la enfermedad, el deterioro funcional y las presentaciones atípicas de las mismas, muchas veces en forma de síndromes geriátricos.

¿En que consisten los Síndromes Geriátricos?

Son conjuntos de síntomas y signos altamente prevalentes en edades avanzadas que pueden tener múltiples causas pero todos tienden a la discapacidad.

Ejemplos frecuentes son la Inestabilidad-Incontinencia-Inmovilidad-Úlceras por presión-Deterioro mental-Desnutrición entre otros.

En Geriatría es primordial la elaboración de una lista de problemas con orden de prioridades de donde emane un plan de actuación personalizado teniendo presente en todo momento las características peculiares de estos pacientes.

Debemos tener presente que por lo general los mayores acuden más tarde al médico y en situación más grave ante cualquier enfermedad que los adultos más jóvenes.Datos prácticos

Autonomía

Se potencian en la actualidad propuestas concretas sobre la promoción del envejecimiento activo y mantener la importante autonomía de las personas mayores.

Global

Sin lugar a dudas el geriatra puede aportar una visión global, práctica y objetiva de los múltiples problemas clínicos del adulto mayor coordinando el equipo integral multisciplinario.

Síntomas

En el mayor, con mucha frecuencia las enfermedades se manifiestan de forma diferente a los adultos más jóvenes, los signos y síntomas atípicos son lo habitual.

Asistencia

Para los adultos mayores su principal preocupación es disponer de una adecuada asistencia médica al nivel asistencial que en cada momento requiera.

Sin ayuda

La limitación funcional para realizar sin ayuda las actividades de la vida diaria y la presencia de la conocida “fragilidad” son situaciones frecuentes en la población mayor.

Características

Las cuatro características fundamentales de la enfermedad en el mayor son: La pluripatología- presentación atípica- cronicidad-incapacidad funcional.

Reconocida

Desde 1978 la especialidad de Geriatría es reconocida oficialmente en nuestro país y los especialistas se forman vía MIR.

Fuente: Canarias 7

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *