El Ayuntamiento cede dos locales a la entidad Acapsi y al club Dispacint

Con esta decisión, el Consistorio chicharrero “apoya el deporte en discapacidad y a la asociación canaria de psicom otricidad”

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife formalizó ayer la cesión temporal de dos inmuebles de titularidad municipal en favor de la Asociación Canaria de Psicomotricidad (Acapsi) y del club deportivo para personas con discapacidad Dispacint.

Al acto de la firma de la cesión asistió el alcalde de la ciudad, el nacionalista José Manuel Bermúdez, y el concejal de Patrimonio municipal, Juan José Martínez, también de CC, quienes rubricaron el acuerdo con la presidenta de Acapsi, Josefa Alba Fernández, y con el presidente de Dispacint, José Luis Concepción.

En ambos casos, la cesión se establece por un periodo de dos años, prorrogable a solicitud de la asociación con dos meses de antelación y por un plazo máximo adicional de otros dos años.

De esta manera, Acapsi disfrutará de dos locales municipales en la calle Vía número 7; mientras que Dispacint hará otro tanto con un local en la calle El Tanque de la capital tinerfeña.

José Manuel Bermúdez expresó tras formalizar el acuerdo que “para Santa Cruz es un orgullo poder ceder locales y ayudar a asociaciones y entidades que trabajan a diario por el bienestar social de la ciudad y de sus habitantes”. “Creemos que la ciudad debe estar al servicio de los ciudadanos y especialmente unida a aquellos que por distintas circunstancias más lo que necesitan”, apuntó.

Juan José Martínez señaló por su parte que “para el movimiento asociativo y social presente en Santa Cruz es fundamental poder disponer de dependencias con las que estar próximos a sus asociados y a las personas que tienen un interés en su actividad. Con estos acuerdos, ganamos todos”.

Acapsi es una asociación sin ánimo de lucro y de ámbito autonómico cuyo objetivo fundamental es desarrollar la psicomotricidad en sus diferentes ámbitos de aplicación (educativo, preventivo y/o reeducativo y terapéutico). Dispacint es la denominación de un club de fútbol sala, sin ánimo de lucro, que trabaja con jóvenes que presentan algún tipo de discapacidad intelectual, en edades comprendidas entre 18 y 45 años, y que compite en el ámbito nacional.

Martínez señaló que “esta cesión gratuita establece la obligación de los beneficiarios de conservar el local en perfecto estado y de hacerse cargo del coste de los suministros”.

Fuente: La Opinión

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *