Canarias amplía la cobertura de ayudas a domicilio a las zonas más pobladas

Hasta ahora la prestación solo era sostenida solo por los ayuntamientos. A partir de este año, se ampliará a las personas reconocidas como dependientes para garantizar el mínimo de horas que exige la ley. Comenzará por tres municipios, pero el objetivo es ir ampliando la ayuda

11

11 de octubre de 2020 12:49h

La ayuda a domicilio, una de las prestaciones recogidas dentro de la ley de dependencia de 2007, mantiene un retraso histórico en Canarias. Este derecho hasta ahora ha sido sostenido por los propios ayuntamientos, que garantizan a través de su ayuda municipal a una serie de usuarios atenciones como apoyo en el aseo y en el cuidado personal, ayuda para efectuar la comida, para la movilidad dentro del hogar, acompañamiento… Los municipios han venido a suplir, de manera no homogénea, un derecho que no había sido impulsado por la propia comunidad autónoma. El Gobierno regional otorgaba hasta ahora una prestación vinculada al servicio, es decir, una cuantía para que las personas dependientes contrataran a través de una serie de empresas, según el municipio, a la persona que le prestaría esta atención. Ahora, tres de los municipios más poblados del Archipiélago contarán con más recursos para garantizar que las personas dependientes reciben la ayuda adecuada, según el número de horas que marca la ley. 

El objetivo es que el próximo año se incorporen otros ayuntamientos. Según explica el director general de Dependencia del Gobierno de Canarias, Miguel Montero, la idea es comenzar a integrar la ayuda a domicilio municipal en el sistema de atención a la dependencia autonómico y que se pase de los solo 24 beneficiarios actuales que aparecen en la estadística del IMSERSO a romper esa dinámica hasta a llegar a finales de 2021 a unas 1.500 personas. El Archipiélago es la región con más atraso en el desarrollo de esta prestación, muy lejos de comunidades como Andalucía, donde esta ayuda llega a 90.185 personas, Madrid, con 48.948 o de otras con menos población como Baleares, que atiende a 7.662 beneficiarios. 

La Consejería de Derechos Sociales ha utilizado parte de las partidas del Fondo Social de Desarrollo Estatal para ir ampliando la cobertura a las personas dependientes que reciben la ayuda municipal en tres municipios de las Islas: Las Palmas de Gran Canaria, Telde y La Laguna, con quienes se cerró el acuerdo. Santa Cruz de Tenerife ha quedado, de momento, fuera “por falta de tiempo” y desde el municipio aseguran que seguirán prestando la ayuda con fondos municipales.

Montero subraya que se han destinado 4 millones de euros a este fin. De esa partida, 2,4 millones vienen del Real Decreto ley del 17 de marzo en el que se aprobaba la aportación de 14 millones de euros del Estado a Canarias para destinarlos a servicios sociales durante 2020. Los proyectos fueron aprobados en mayo y tienen hasta ocho meses para ser ejecutados. No obstante, el director general matiza que tendrá continuidad el próximo año. 

Desde el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, donde se produjo un cambio de gobierno este verano y recuperó la alcaldía Coalición Canaria, sostienen que se les comunicó el proyecto a finales de julio y que ya estaba “fuera de plazo”. Además, apuntan que los trabajadores municipales debían realizar los informes sociales de los usuarios con el modelo “establecido por la Dirección General de Dependencia”. Montero, por su parte, señala que esos informes los realizan los consistorios y que desde la consejería se ha contratado personal hasta final de año para acelerar los procedimientos; en total 16 personas para la isla de Tenerife. 

¿Qué supondrá el proyecto?

La ley de dependencia establece que “la ayuda a domicilio comprende la atención personal en la realización de las actividades de la vida diaria y la cobertura de las necesidades domésticas”. Dependiendo del grado de dependencia a cada persona le corresponde un número determinado de horas en las que este personal acude a la vivienda del usuario. Así, los dependientes de grado tres, el más avanzado, deben recibir entre 46 y 70 horas mensuales; los de grado dos, entre 21 y 45 horas y los grados 1, un máximo de 20 horas al mes. 

La ayuda municipal, sin embargo, incluye tanto a personas que han solicitado ser reconocidas como dependientes como otras que no, por lo que el Gobierno regional quiere garantizar que las personas que se encuentran en el sistema de atención a la dependencia reciban la prestación en base a los requisitos de la norma. Ahora, si una persona cuenta con ayuda municipal por 20 horas y le corresponden 40, con el proyecto del Gobierno se cubrirá ese tiempo. 

La ley de dependencia sufre un retraso histórico en las Islas desde su aprobación y  la ayuda a domicilio es una de las prestaciones que más polémica ha generado en los últimos años. En 2015, la entonces viceconsejera de Políticas Sociales, Isabel Mena (PSOE) encargó una investigación interna sobre los datos de dependencia de Canarias y se concluyó que la incorporación de beneficiarios de ayuda a domicilio en la estadística en 2014 por la anterior consejera, Inés Rojas (CC), no se había hecho de forma correcta. En ese momento, se había engrosado la cifra en 9.000 beneficiarios de la ayuda municipal sin separar quiénes eran personas dependientes de las que no. Por ese motivo, se dieron de baja a estas personas de las estadísticas oficiales, ya que no todas figuraban como demandantes y a día de hoy sólo existen 23 beneficiarios. 

Fuente: El diario

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *