Todo por la dependencia

Apedeca es la única ONG de Canarias que afronta desde una perspectiva global y única un campo disciplinario que abarca la atención a la discapacidad y a las personas mayores.

Ayudar y orientar en la dependencia, «que no es una característica sino un estado al que todos, en algún momento de nuestras vidas, llegamos». Es la filosofía de la Asociación de Ayuda a Personas Dependientes de Canarias (Apedeca), tal y como explica su presidente, Iván Márquez. Es la única en Canarias que abarca de manera global las dos grandes patas de la problemática: discapacidad y personas mayores.

Para paliar esa pérdida de dependencia y propiciar un envejecimiento activo nació Apedeca en 2012, una ONG que vela porque la ley de promoción de la autonomía personal sea una realidad en Canarias. Su objetivo es allanar el camino a quienes requieren ayuda, asesoramiento e información sobre qué servicios pueden solicitar, pero también apoyo para relacionarse con la Administración.

Esta interlocución es una de las funciones fundamentales de un colectivo con siete trabajadores directos, la mayoría profesionales en distintos ámbitos sociales y terapéuticos y 18 voluntarios que trabajan para entre 100 y 150 usuarios y sus familiares. Porque, como asegura, Márquez, «aún hay quienes no saben que existe la Ley de Dependencia o a qué recursos tienen derecho».

Iván tiene una empresa de Servicios Sociales que gestiona varios centros relacionados con la dependencia. Eso le llevó a racionalizar los esfuerzos y fundar la ONG que tiene su sede en el número 31 de la toscalera calle de San Vicente Ferrer. Luego, como a casi todos en la vida, alguna experiencia personal le ha relacionado con ella.

Como una de sus aportaciones está la denominada Guía de Ocio y Animación para personas mayores y con discapacidad. Fue editada en 2015 y se plantea una reedición en 2020. Una herramienta clave para profesionales y familia que incluye más de 500 actividades con 6.000 ejemplares. Porque en Apedeca «conocemos la importancia que tiene el ocio en la vida de estas personas».

«Nuestra entidad -añade Márquez- se constituye con la idea de cubrir las necesidades de las personas con dependencia acogidas a la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención en situación de dependencia y a las familias de Canarias, ley 39/2006, desde los ámbitos autonómico y local, y en el marco de las Prestaciones Básicas de Servicios Sociales». Márquez destaca colaboraciones con entidades como el Grupo ICIO, el CB Canarias o la Fundación la Caixa, a las que «presentamos proyectos en pro de financiación. Algunos no podemos dejar de continuarlos y hay que buscar el dinero».

Entre los logros, haber abierto un portal web pionero, Dependencia en Canarias, que se actualizará. Ahora inician su salto fuera de la isla con actividad en Gran Canaria, Lanzarote y El Hierro, donde tendrán sede. Apedeca está abierta a personas, empresas o instituciones, en el lado del servicio. Todo por la dependencia.

Márquez valoró unos datos del XIX Dictamen del Observatorio Nacional de la Dependencia que, «aunque no son buenos en términos globales porque nos colocan en los últimos puestos, sí resultan muy matizables porque, por ejemplo, no tienen en cuenta la aportación económica de los Cabildos, que es fundamental. El 80% de las personas en centros tiene la plaza financiada por el Cabildo y no entran en esta estadística. Se ha mejorado mucho la tasa de cobertura con un incremento del 11,44%, por encima del 10,41% de media nacional hasta llegar ahora a los 21.000 atendidos. Aunque resta mucho por hacer». Canarias ha aumentado la cifra de personas atendidas en un 11,44% respecto a 2017, superando los 21.000 dependientes atendidos. Además, el sistema de atención a la dependencia genera ya en el Archipiélago 4.820 puestos de trabajo directo. La Comunidad Autónoma aporta el 80% del gasto público al sistema de atención a la dependencia, frente al Estado, que lo financia solo en un 20%, con 29 millones de euros. En 2018, Canarias ha dejado de percibir del Estado 10,9 millones de euros como consecuencia de la supresión del nivel acordado y el recorte del nivel mínimo. «Con ese dinero se podrían haber atendido 1.711 nuevos dependientes y se hubiesen podido crear 353 nuevos empleos», apuntan las fuentes consultadas. Además, de haberse aprobado el incremento de 415 millones de euros del nivel mínimo de protección contenidos en el Pacto del Estado por la Dependencia, Canarias recibiría 9,1 millones para reforzar el Sistema, «con lo que se hubiese podido atender a 1.436 personas más y favorecido la creación de 296 empleos directos». Desde 2012, el cálculo apunta a que «el impacto de estos recortes ha hecho que la CCAA haya dejado de percibir 76 millones de euros». El gasto por dependiente se sitúa en términos similares al conjunto del país con un promedio de 6.343 euros. Centros de días, atención residencial y Prestaciones Económicas Vinculadas al servicio (PEVS) suponen el 57% de la cartera de servicios.

Grandes objetivos

Tres grandes objetivos apunta Márquez en la declaración de principios: «Garantizar las condiciones básicas y la previsión de los niveles de protección optimizando los recursos públicos y privados disponibles, desarrollando un modelo de atención integral al ciudadano al que reconoce como beneficiario». En segundo lugar, «garantizar la ayuda a las personas que, por razones derivadas de la edad, enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria, considerando las tareas más elementales de la persona, que le permite desenvolverse con un mínimo de autonomía e independencia, de una forma pública, privada y universal». Por último, «facilitar una existencia autónoma de su modelo habitual, proporcionando un trato digno en todos los ámbitos de su vida familiar, personal y social, propiciando su incorporación activa en la comunidad».

Y propuestas

En Apedeca «somos independientes y estamos al margen de la política», afirma su presidente. Hay algunas propuestas a nivel autonómico: «Lo primero es agilizar el decreto para el reconocimiento de la condición de dependiente y en ello se trabaja. Además de crear un Observatorio Canario y una única herramienta informática. Esos son algunos pasos ineludibles para una mejora global del sistema que tiene que llegar a toda la población afectada, que ya es mucha y, evidentemente, será todavía mucha más en el futuro porque la gente envejece pero hay que luchar por que lo haga mejor».

Fuente: El Día

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *