jueves, septiembre 23, 2021

Santa Úrsula recupera el bosque termófilo de La Quinta

La iniciativa de restauración ambiental ha sido posible gracias al proyecto ‘Ícaro’


Santa Úrsula recupera el bosque termófilo de La Quinta

El proyecto Ícaro’de restauración ecológica se desarrolla en un área de terreno –de 40.000 metros cuadrados- destinada a zonas verdes que se sitúa en La Quinta, entre la Avenida de Los Pesqueros y el barranco de la Cruz. Este paraje presenta una ubicación idónea, al ser un punto de conexión entre el Paisaje Protegido Costa de Acentejo y el Paisaje Protegido de La Resbala, en La Orotava. “Es un espacio que reúne las mejores características para abordar este programa, como la vegetación potencial de la zona, su ubicación y la accesibilidad del espacio, que presenta senderos que pueden ser acondicionados para personas con movilidad reducida”, abundó Juan Acosta.  

Las líneas de actuación del proyecto ‘Ícaro’ son la recuperación de especies de flora autóctona, la realización de un inventario de la fauna, el control y la eliminación de las especies exóticas. Al mismo tiempo que se llevan a cabo labores de información y formación de la ciudadanía, que culminarán con la creación de un jardín y de una ruta interpretativa, donde se colocarán paneles informativos sobre la vegetación, la fauna y los valores etnográficos del lugar. 

El proyecto ‘Ícaro: Sembrando ilusione’ comenzó hace menos de seis meses y durará cuatro años. Eso permitirá desarrollar las fases para la recuperación de la vegetación termófila y el mayor número posible de actividades de sensibilización a través de una metodología científica al alcance de todos. 

El Ayuntamiento de Santa Úrsula se encarga de organizar charlas, talleres, rutas interpretativas, acciones formativas y otras actividades lúdicas dirigidas a diferentes colectivos, tanto del municipio como de fuera de él. Hasta el momento han participado una decena de entidades, como AFES Salud Mental, Asociación de Ayuda a Personas con Dependencia en Canarias (Apedeca), Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), club de ciclismo Bentor, agrupación de voluntarios de Protección Civil de Santa Úrsula, así como otros colectivos vecinales y culturales de la localidad. 

El Consistorio subraya el interés que posee recuperar este espacio, cuyo desarrollo contribuirá a prevenir la erosión del suelo y la conservación de su biodiversidad, así como promover la conectividad de áreas naturales, contrarrestando la fragmentación del territorio por el desarrollo urbanístico.

Fuente: El Día 

Articulos relacionados