domingo, mayo 16, 2021

El Gobierno tiene un plan para reducir las listas de espera de la Dependencia.

Desde el IMSERSO señalan que reducir las listas de espera es uno de los objetivos del Plan de Choque de la Dependencia tras la pandemia del Covid-19

2020 no fue un año bueno para la dependencia personal. La pandemia del Covid-19 fue la protagonista y casi 55.000 dependientes en lista de espera de la dependencia fallecieron durante el año pasado. Una cifra muy dura a la que el Gobierno de España, liderado por Pedro Sánchez, quiere reaccionar con un nuevo plan. El objetivo es claro: reducir la lista de espera en dependencia.

Un informe de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales hacía balance en materia de dependencia de 2020, un año para el olvido que catalogaba como «catastrófico«. Y es que al ritmo de atención del año pasado, se tardarían 26 años en acabar con la lista de espera. Pero el Gobierno no ha parado de buscar solución a este problema y parece que ya la ha encontrado.

Por ello, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 prevé presentar en un «breve plazo» de tiempo un plan estatal para la reducción de las listas de espera de la Dependencia. Hay que recordar que en dichas lista hay más de 230.000 personas con la prestación reconocida pero sin poder acceder a ella.

Este es uno de los compromisos recogidos en el Plan de Choque de la Dependencia del actual Gobierno. Así lo ha indicado Luis Barriga, director general del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO).

Un plan para reducir las listas de espera

Y es que el pasado miércoles 7 de abril se celebró el V Balance Virtual sobre el Plan de Choque en Dependencia que organiza el Grupo Senda. Según ha precisado Barriga, las comunidades autónomas han remitido al Gobierno «unas 60 medidas» para reducir estas listas de espera que en cada territorio serán diferentes.

«En muy breve plazo podremos presentar este plan estatal de reducción de lista de espera», ha señalado en declaraciones durante el debate Asimismo, las comunidades autónomas han remitido al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 un total de 400 proyectos para desplegar el uso de los fondos europeos, según ha añadido el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez.

Estas propuestas de las distintas comunidades abarcan desde la atención domiciliaria, hasta el desarrollo de la teleasistencia avanzada, pasando por la renovación de equipamientos públicos en materia residencial o por la formación del personal de los cuidados de larga duración.

Nacho Álvarez ha puntualizado que este año van a dedicar mil millones de euros al eje de la economía de los cuidados, buena parte de ellos dedicados al sistema de atención a la dependencia y a los cuidados de larga duración, y ha agregado que la «inmensa mayoría» de los proyectos remitidos por las CCAA «se ajustan muy bien» a estas líneas de inversión.

2020, un año con Déficit histórico de personas con dependencia

El 2020 se cerró con cifras negativas en cuanto a personas atendidas con dependencia. A finales de año había 1,1 millones de personas atendidas, 28.564 menos que al inicio. Eso supuso que por primera vez, desde 2014, se redujo el número de personas consideradas en situación de dependencia.

Esta bajada tiene dos vertientes muy claras. Por un lado, las muertes de personas dentro del sistema de dependencia. Por otro lado, los trámites se ralentizaron, acabando el año con menos solicitudes y resoluciones. Además, en 2020 solo se incrementó en 9.047 el número de personas que reciben servicios o prestaciones. Esto «supone un retroceso del 86% respecto al aumento de atenciones de 2019 y del 91% respecto a 2018».

La lista de espera la forman las personas que aun teniendo reconocida una prestación o servicio, no los perciben. A final de 2020 esa lista ascendía a 232.243 personas, el 17% de todos los que tenían derecho a atención. Además, hay que contar también con las que están a un paso previo, esperando para que les valoren y saber si tienen derecho a una prestación y pueden incorporarse al sistema. En este caso, son 141.556 casos más, haciendo un total de 373.799 entre ambos procedimientos.

Desde el inicio de la pandemia, de marzo a diciembre, se redujo la lista de espera. Pero no por que se concedieran más ayudas, sino porque 35.592 personas en lista de espera fallecieron. Un dato que revela la asociación y que preocupa es que 4 de cada 5 personas que abandonaron la lista de espera en 2020 fue por muerte, mientras que solo 1 de 5 fue atendido.

Fuente:Tododisca

[smartslider3 slider="2"]

Articulos relacionados