El Gobierno estudia las propuestas de ampliación de la PCI y los costes de nuevo personal para su gestión

“A las personas las atienden personas, y eso también hay que cuantificarlo” explicó la consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda en el Pleno del Parlamento

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, explicó hoy, en el Pleno del Parlamento, los trabajos que se están desarrollando en la Mesa de Concertación Social en la que se pactó como una de las condiciones previas a la firma la revisión para la ampliación de la cobertura y eficacia de la ley de Prestación Básica de Inserción.

Valido, que previamente ya había puesto al corriente a la Comisión parlamentaria sobre el mismo tema, informó de que se han mantenido cinco reuniones, en las que tanto empresarios como sindicatos han debatido y expuesto distintas posibilidades y modelos. Sin embargo, la consejera solicitó no concretar todavía aquellas propuestas que tienen más posibilidades consensuadas porque “queremos primero trasladar la respuesta a esa mesa, una vez que hemos evaluado una disponibilidad presupuestaria sostenible con todos los escenarios posibles”.

El Gobierno tiene la voluntad y está buscando ampliar la cobertura para aquellas personas que están en en mayor situación de vulnerabilidad, de extrema necesidad y para unidades de convivencia que no puedan mantenerse de forma independiente.

“Pero, independientemente de la modificación de requisitos o del perfil de los colectivos que pudieran estar exentos del límite temporal de la PCI” argumentó la consejera “tenemos que hacer números, no solo vinculados a lo que serían las retribuciones de estas unidades convivenciales o familiares, sino vinculados al personal que los va a atender”.

La Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda está realizando un estudio de cuántos personas podrían acceder a la reformada prestación, de cuántos expedientes pudieran tramitarse y de cuántas nuevos posibles beneficiarios acudirían a los ayuntamientos “obviamente los ayuntamientos tendrían que incorporar personal, por lo que tenemos que hacer esa cuantificación” además, continuó Valido, “si hablamos de no limitar en el tiempo tenemos que reforzar los equipos de intervención para que las personas no cronifiquen la situación y puedan salir de esa circunstancia gracias al refuerzo en la preparación para incorporarse a la vida laboral y que puedan mantener una vida independiente”.

Valido reforzó la idea de que los cálculos no se hacen sobre “cuántas familias y cuánto dinero al mes” sino que hay que integrar en el cálculo el coste “de las personas que las atienden, que también tiene un coste”, e incluir también a los equipos de intervención “que harán que esas familias estén el menor tiempo posible percibiendo una PCI por falta de ingresos”.

Fuente: Gobierno de Canarias

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *