Los esenciales de Canarias

Así son los trabajadores que continúan ejerciendo sus responsabilidades laborales para mantener y garantizar la actividad durante el estado de alarma

El Gobierno de España publicó el 29 de marzo un real decreto ley en el Boletín Oficial del Estado que extremaba la restricción en la movilidad de los ciudadanos y la suspensión de la mayoría de las actividades sociales y económicas para contener el avance del Covid-19. A partir de ese día se paralizó toda actividad no esencial en el país.

En la exposición de motivos del real decreto-ley se argumentaba que la actividad laboral y profesional es la causa que explica la mayoría de los desplazamientos que se producen en nuestro país, por lo que era necesario adoptar, según el Gobierno de España, una medida laboral que limitara al máximo la movilidad para frenar los contagios por el coronavirus.

Las restricciones y limitaciones laborales del real decreto-ley se ampliaban a todas las personas trabajadoras por cuenta ajena que prestaran servicios en empresas o entidades del sector público o privado y cuya actividad no hubiera sido paralizada como consecuencia de la declaración del estado de alarma.

Sin embargo, en la normativa del Gobierno de España aparecen 25 actividades consideradas esenciales para el país. Esto es un homenaje a esos trabajadores que continúan ejerciendo sus responsabilidades laborales para mantener y garantizar la actividad esencial –económica, productiva y social– y cuya labor es vital y necesaria para que el país siga funcionando.

Son los imprescindibles. Los esenciales.

«Quiero despertar ese día que haya acabado todo para abrazar a mis familiares»

Alba Hernández (Trabajadora de un centro de discapacitados)


«Trabajo en una residencia de personas con discapacidad intelectual y trastornos de conducta gestionada por Servicios y Gestión Residencial en Canarias (Serca gestión), con plazas concertadas del IASS del Cabildo de Tenerife. Hasta los madrugones a las cuatro y media para llegar a tiempo a coger el tranvía merece la pena por estar con ellos. Soy madre de dos hijos, concilio mi vida familiar con mi actividad profesional y vocacional. Todos en la empresa estamos entregados de forma vocacional; y para mí es vital la ayuda de mi hermana y mi familia –también de los abuelos de los niños– ya que las guarderías están cerradas. Quiero despertar ese día que haya acabado todo y los pueda abrazar de nuevo».

«El Covid-19 puede dejar pérdidas en el sector informático que van a oscilar entre el 70 y 80%»

Alberto Villalobos (Sotesa / Presidente de Femete)

«Hay que seguir en la batalla, no queda otra. Estamos viviendo un ciclo desconocido que nada tiene que ver con la crisis económica de los años 2008 y 2009. Aquello fue un valle que tardamos en atravesar meses, pero es que ahora el sistema financiero mundial se ha desplomado en tres semanas. La evolución del sector informático en el primer trimestre del año no había sido mala, pero es que en estos momentos se ha parado todo. La mayoría de las incidencias que cubrimos están vinculadas con el teletrabajo. Nadie se compra un ordenador cuando existen dudas para llegar a final de mes; casi todos esperan hasta que se prende fuego. Las pérdidas acumuladas por el Covid-19 pueden estar entre el 70 y 80%».

«En esta situación tan singular seguimos de guardia para atender los asuntos inaplazables»

Alfonso Cavallé (Notario y Decano del Colegio Notarial de Canarias)

«Nací en La Palma en 1960 y llevo 32 años como notario, los últimos 18 en mi despacho de Santa Cruz de Tenerife. Desde 2012 soy decano del Colegio Notarial de Canarias. En esta situación singular y difícil, las notarías están de guardia para atender asuntos inaplazables. El Gobierno lo considera un servicio público esencial y de interés general. No se puede dejar de dar a los ciudadanos la seguridad jurídica imprescindible. En unos días tan especiales, el notario, a fin de limitar al máximo los desplazamientos, debe interpretar restrictivamente lo que es urgente. Servicios mínimos básicos para el mantenimiento y desarrollo de la actividad y para evitar daños patrimoniales a personas, familias o empresas».

«Todo esto me parece una película; hay riesgo de estar confinada con alguien con quien no quieres»

Carmen Cita (Trabajadora Social de Cáritas)

«Soy madrileña y resido en Tenerife desde finales de 2014. Al año siguiente me integré en Cáritas. Trabajo en dos centros de acogida para familias monomarentales y mujeres en exclusión social. Y vulnerables. Sin redes sociales y/o familiares, con historias de violencia detrás -de género, intrafamiliar etc.-, algunas relacionadas con la prostitución y la trata… Es el perfil. Todo esto me parece una película. Debemos estar aún más presentes en los centros ante el confinamiento en un espacio compartido con quien no eliges. Diseñamos una rutina para que los niños se resientan lo menos posible. Otro factor es el miedo, ya que algunas usuarias presentan riesgos de salud. Confiamos en que pase pronto».

«En momentos como este resulta importante tener cosas que te hagan sentir bien»

Cristina Hernández (Sabela / Bar & Food Market)

«Abrimos en noviembre del año pasado. Nos iba muy bien, sobre todo en Navidad. Ahora hemos tenido que reducir plantilla y horarios. La entrega de desayunos a domicilio antes era un complemento, pero a partir del Día del Padre, ya con el confinamiento, ha sido un boom, y la ola todavía continúa. En un momento en que la gente no puede verse ni tocarse, los mensajes que se incluyen en las cajas de regalo son muy emotivos. Sé que lo que hacemos no es tan esencial como el pan, la leche y los huevos, pero damos un servicio, y en estos momentos es importante tener cosas que te hagan sentir bien. La gente nos anima, nos dice que lo que hacemos es valioso y eso te reconforta».

«Estoy tratando de generar unos ingresos que me permitan al menos comer»

Daniel Baute (quiosquero)

«Mis ventas han disminuido un 90%. Estoy intentando adaptarme a la situación para conseguir algún ingreso que me permita, al menos, comer. Para los gastos del quiosco, tendré que pedir un crédito. Ofrezco mi número de teléfono en las redes sociales para captar clientes y me he puesto de acuerdo con un taxista de Santa Cruz para que me reparta pedidos. También he incorporado nuevos productos, como garrafas de agua y pan de molde, a lo que tradicionalmente vendía, es decir, a la prensa, tabaco y golosinas. Abro mi negocio cada día y lo hago con miedo, sobre todo por las personas sin hogar que habitualmente lo rodean, pues ellos no tienen ni mascarillas ni guantes. Y, a pesar de todo, intento no perder la sonrisa».

«Me han dado las gracias por llevar una simple batidora para hacer el potaje a los niños»

Enrique González (Entregas a domicilio de compras ‘on line’)

«Ahora la gente ve lo que hacemos los repartidores y me siento más valorado. Antes repartía de todo un poco, pero con todo esto que estamos pasando han cerrado algunos distribuidores y me centro sobre todo en informática, tecnología y comunicaciones. Estos días he vivido todo tipo de situaciones: gente que te da las gracias por llevarles una simple batidora porque se les había roto la que tenían y no podían hacer el potaje a los niños, por llevarles una máquina de cortar el pelo, un portátil o tinta para trabajar en casa. Hay incluso quien me ha pedido disculpas. Vivo estos momentos con miedo. Tengo dos niños pequeños, pero hay que hacerlo, no queda otra que arrimar el hombro».

«Con el paso de los días, la gente está siendo consciente del riesgo que supone estar en las calles»

Esther Gonzalez (voluntaria de Protección Civil de La Laguna)

«Hace doce años que empecé como voluntaria en Protección Civil, ahora estoy en la Agrupación de La Laguna y estudio Técnico en Emergencias Sanitarias. En las últimas semanas he hecho tareas informativas, como llevar el sistema de megafonía con las recomendaciones básicas, responder a preguntas de los vecinos y resolver dudas. Los ciudadanos son más conscientes del riesgo que supone estar en la calle. Vamos aprendiendo sobre la marcha, ya que esta pandemia supone una situación nueva para todos. Tratamos de que la población lo lleve de la mejor forma posible e intentamos transmitir el mensaje de que las personas en sus casas no están solas».

«Cuando volvamos a una situación de cierta normalidad,la Justicia va a estar colapsada»

Gerardo Pérez (abogado)

«Cuando intentemos recuperar la normalidad, tendremos una Administración de Justicia colapsada. Teniendo en cuenta que padece retrasos muy difíciles de asumir, los efectos secundarios serán importantes. Es un problema a afrontar invirtiendo en más juzgados, jueces, fiscales y medios. Si no se hace así, quedará tocada. Es incuestionable que la actual paralización de la Justicia ayuda a que no se propague el virus, pero la gente tiene que saber que sigue funcionando. Están suspendidos la mayoría de los procedimientos judiciales y plazos procesales para presentar demandas, escritos y recursos, no así el Registro Civil y cuestiones relativas a detenidos, presos, menores, violencia de género y los ERTE».

«Una cosa es lo que dice el Gobierno en las ruedas de prensa y otra, la letra pequeña del BOE»

Itahiza Cabrera Déniz (asesora fiscal y mercantil)

«Me he acostumbrado a ver las ruedas de prensa que emite el Gobierno central, cuando anuncia medidas económicas, para luego, al día siguiente, ir al BOE y leer la letra pequeña y actuar primero como psicóloga y luego de asesora de muchos de los clientes de las más de trescientas empresas del despacho al que pertenezco desde hace quince años, Martín Baeza Asesores, SL. Desde que se decretó el estado de alarma, las oficinas de la calle Villalba Hervás, en Santa Cruz, se trasladaron a las casas de cada uno de los seis trabajadores. He llegado a la conclusión de que una cosa es lo que el Gobierno anuncia en los medios de comunicación y otra lo que pone la letra pequeña, y nos toca a nosotros explicarlo».

«Hace un mes había 60 o 70 repostajes diarios y en estos momentos solo tres o cuatro»

Javier Rodríguez (CEPSA / Aeropuerto de Tenerife Norte)

«Las restricciones aéreas han provocado que las operaciones de suministro de carburante a los aviones hayan descendido un 90%. La imagen de la terminal de Los Rodeos vacía es desoladora; es el fiel reflejo de la actividad que desarrollamos en estos momentos: en menos de un mes hemos pasado de 60 a 70 servicios de repostaje diarios a tres o cuatro. La mayoría de las recargas que se está cubriendo en estos momentos están asociadas a los servicios de emergencias –aviones medicalizados o helicópteros–, pero seguimos manteniendo los tres turnos de trabajo entre las 06:30 y las 23:30 horas, aunque hay una persona que cubre todo el horario de madrugada».

«El miedo existe, pero lo tengo que asumir porque formo parte de un servicio público»

José Alberto Campos (conductor de Titsa)

«Llevo 28 años en el servicio urbano de Transportes Interurbanos de Tenerife (Titsa) en Santa Cruz y nunca he vivido una cosa igual, y no solo en el ámbito laboral, sino también en el personal. Es una situación extraña. Los primeros días los vivimos con incertidumbre, porque estábamos expuestos al máximo, sin ningún tipo de protección, pero ahora afrontamos nuestro trabajo con más seguridad, después de las medidas adoptadas por la empresa: no cobrar en efectivo y que los usuarios accedan solo por las puertas traseras. En todo caso, y aunque existe miedo, asumo el riesgo porque formo parte de un servicio público. Creo que tanto nosotros como los pasajeros hemos asumido la situación».

«Esta unidad hace tiempo que trabaja para poder ser efectiva sea cual sea la magnitud de una crisis»

José Manuel Pérez (capitán de la Unidad Militar de Emergencias)

«Nací en Málaga y resido en Canarias desde hace más de 22 años. He sido militar, pero con anterioridad completé mi formación sanitaria. Todo esto me está tocando algo más de cerca que otras emergencias en las que se activó a la Unidad Militar de Emergencias porque soy diplomado en Enfermería y Técnico Superior en Riesgos Laborales. La UME, cuerpo en el que ingresé en el año 2008, hace tiempo que trabaja para poder ser efectiva sea cual sea la magnitud de una crisis. Hace tan solo unos días nos desplegamos en La Palma y La Gomera y la respuesta de mis hombres continúa siendo efectiva: nos estamos pateando todos los municipios del_Archipiélago;_no solo los de las islas capitalinas».

«Los bancos vamos a tener una parte importante en la solución de esta situación»

José Virgilio Gómez (director de Centro de Banca de Clientes de BBVA)

«Intento llevar la situación con la mayor normalidad posible, manteniendo rutinas. Los clientes se lo tomaron al principio con sorpresa, porque todo fue bastante rápido, y luego con una cierta inquietud por el funcionamiento del banco, pero nos hemos organizado bastante bien. Les ayudamos con las aplicaciones y los cajeros y son muy agradecidos con nosotros. Han pasado muy pronto de nivel básico a nivel experto. Al principio se preocupaban por saber cómo seguir con su operativa normal y ahora han empezado a hacer más preguntas sobre su futuro financiero y sobre los riesgos económicos. En eso, los bancos vamos a tener una parte importante en la solución».

«Ahora se está vendiendo más para potaje y también llevamos las compras a domicilio»

Josué López (frutero)

«Gracias a Dios se está vendiendo bastante, una de las pocas cosas positivas en este tiempo, y es que la alimentación es tan necesaria como el aire. Ahora estamos vendiendo más para potaje, como calabazas, bubangos, coles… y también fruta. Sale mucha manzana y pera, y sobre todo mandarina. Ahora estamos abiertos de ocho de la mañana hasta las tres de la tarde, si bien antes del decreto de alarma estábamos hasta las nueve de la noche; los fines de semana sigue igual, de ocho a dos de la tarde. Más allá de la venta de los productos llevamos a domicilio las compras a quienes no se pueden desplazar. Esperemos que cuando se pase este tiempo la gente siga apostando por el pequeño negocio».

«Quizás la producción de las cartas haya caído pero hay un aumento de paquetería por la venta digital»

Juan Andrés Melián Trabajador de Correos

«Comienzo en Correos en el 1992, compaginando esta labor con la música, una predilección familiar. Llevo 17 años en horario de noche, y en la actualidad en la CTA de Taco. Diariamente realizamos unas charlas de diez minutos cada turno en las que interactuamos, una implantación japonesa denominada kaizen y que ayuda a superar y cumplir objetivos. Amo mi trabajo y me mantiene vivo, y he asistido a los nuevos tiempos en productos y formas de trabajo… Quizás la carta haya caído en su producción y se experimenta un aumento de la paquetería gracias a Aliexprés, Amazon o Inditex… Sueño con volver a acercarme al mar sin ningún impedimento y que la música vuelva a inundar todos los corazones».

«No faltan medicinas, falta lo que no hay en todo el país: geles de alcohol, guantes y mascarillas»

Luci Lápido (directora técnica de Cofarte)

«Estas semanas no hemos registrado incidencias significativas a la hora de recibir los medicamentos por parte de los laboratorios y tampoco en las posteriores operaciones de reparto. Cofarte tiene una red de clientes en la provincia de Santa Cruz de Tenerife compuesta por 382 farmacias. A día de hoy no se ha dado ninguna situación de desabastecimiento que no esté asociada directamente con el coronavirus. Tenemos problemas, al igual que ocurre en la geografía nacional, con los geles de alcohol, los guantes y las mascarillas. Un porcentaje de la plantilla de la Cooperativa Farmacéutica de Tenerife está trabajando desde casa y los repartidores llegan antes a las entregas porque el tráfico casi ha desaparecido».

«La empresa nos informa todos los días de la forma de actuar para evitar el contagio del virus»

Melquiades Rodríguez (trabajador de EMMASA)

«En mi caso, poco ha cambiado el día a día en el trabajo, porque por el producto que manipulo –hipoclorito sódico (cloro)– y que distribuyo en los depósitos de agua de todo Santa Cruz ya adopto medidas de seguridad y hago mi labor con guantes, gafas y mascarilla. No obstante, la empresa, en la que llevo más de 30 años, nos informa casi todos los días de cómo debemos actuar para evitar contagios por el virus. Entre otras pautas, mantenemos las distancias, aunque yo casi siempre trabajo solo, y nos lavamos mucho las manos. Y al llegar a casa, trato de seguir los consejos: me quito la ropa antes de entrar y me lavo bien. Pero, en todo caso, lo que sea, será. Esto no lo puede atajar nadie».

«Decidí ir a diario a la radio para hacer el Tajaraste porque es una cita que espera la audiencia»

Puchi Méndez (periodista de Radio Club Tenerife)

«Comencé en la radio con 19 años y llevo más de media vida en Radio Club Tenerife, de la Cadena SER. Decidí ir a diario a los estudios porque vivo cerca y también otros compañeros podían utilizar los nuevos equipos, ya que la mayoría está teletrabajando desde sus hogares. Desde por la mañana sigo en casa los informativos, remato algún preparativo, luego bajo a la radio y regreso para seguir por la tarde preparando el programa siguiente. Soy consciente de lo que supone Tajaraste, porque es el programa de toda la vida, el más escuchado y están pendiente todas las señoras y muchos mayores también, y lo hago con gusto. Frente a los agoreros pesimistas, no creo que esta situación vaya a cambiar la economía mundial».

«La gente con la que me cruzo todos los días dice que nunca habían visto el edificio tan limpio»

Raquel Izquierdo (limpiadora)

«Todas estamos igual: trabajando con turnos partidos y en jornadas agotadoras. La gente con la que me cruzo en el edificio asignado por mi empresa me cuenta que nunca había estado tan limpio como ahora. Supongo que esa es la impresión que genera verme con el carrito mañana y tarde. Las órdenes son repasar varias veces al día las superficies más expuestas, es decir, ascensor, baños, interruptores, mesas, pomos de las puertas, teclados… Las medidas de autoprotección se han incrementado y los productos más utilizados son el alcohol y los desinfectantes. No tengo ni idea cuánto va a durar esto, pero la sensación es que va para largo: mejor no hago caso a la televisión porque todo es muy deprimente».

«Se han suspendido las vacunas, pero damos atención, incluso domiciliaria, a todas las urgencias»

Richard Liria (veterinario / Mr. Dog)

«Hemos bajado en cuanto a la actividad que realizamos, pero debemos seguir ahí, atendemos consultas por patologías agudas o urgencias, pero se han suspendido las vacunaciones y otros tratamientos. Además, también prestamos servicio telefónico y domiciliario para aquellas personas que no puedan desplazarse hasta la clínica y seguimos dispensado dietas. Los veterinarios somos un servicio esencial, porque, aunque ahora la mirada está puesta en la sanidad, manteniendo la salud animal también mantenemos la humana. Nosotros no solo tratamos a las mascotas, sino que muchos compañeros se encargan de verificar las condiciones de los animales en granjas y en otro tipo de establecimientos».

«Ir a trabajar es una oportunidad para seguir en contacto con la gente, pero esta cuarentena me mata»

Tana Rodríguez (mozo de almacén)

«Ir a trabajar hasta el Polígono El Mayorazgo, donde está la central de Jesumán desde la que se suministran a todos los establecimientos de la cadena –como Alteza, Hipertrébol, Cash and Carry…–, es una oportunidad de mantener el contacto con la gente, porque si no, esta cuarentena me mata… En mi planta, por ejemplo, trabajamos entre unos veinte y treinta compañeros que nos dedicamos a preparar la fruta, la charcutería, los congelados y el fresco. Desde que comenzó el confinamiento se establecieron turnos y extremaron medidas de seguridad, como entre turno y turno proceder a desinfectar todo durante una hora. Soy optimista y deseo que pronto nos dejen salir para ir a la playa, al monte…».

«Hemos movilizado nuestros recursos para fabricar prototipos de viseras en 3D»

Vicente González (jefe de Departamento del ITC)

«Como ente instrumental del Gobierno de Canarias, desde el ITC estamos colaborando con el Servicio Canario de Salud para orientar la fabricación de equipamiento de protección hacia los estándares que demanda el uso sanitario. Hemos movilizado nuestros recursos para fabricar prototipos funcionales de viseras, impresas en 3D e integrando los componentes recibidos a través de la cadena solidaria de producción. Tanto en Tenerife como en Gran Canaria, el personal del ITC se ha volcado en estas últimas semanas para dar salida a más de 2.500 unidades de protectores faciales que han sido entregados al SCS y al Cabildo de Gran Canaria para ser distribuidos a centros hospitalarios y sociosanitarios».

«Nuestra labor es importante en servicios como la predicción y observación en los aeropuertos»

Víctor Quintero (director de Meteorología / Canarias Occidental)

«Desde el exterior cualquiera puede acceder a la misma información meteorológica, no se verá afectado. La predicción y la observación es un servicio esencial y es especialmente importante en servicios como la predicción y observación en aeropuertos. Su misión es tratar de avisar previamente de los posibles fenómenos atmosféricos que puedan incidir en el rumbo de los aviones. Desde que empezó el estado de alarma parte de la plantilla de la Aemet en Canarias, que ha mostrado una profesionalidad espectacular, se ha acogido al trabajo telemático, el resto, como yo, seguimos acudiendo a nuestro puesto de trabajo guardando las distancias de seguridad y tomando las medidas adecuadas».

«Todo lo que hacemos en este tiempo sirve como aprendizaje de que la vida es un constante cambio»

Yone Delgado (educador del Centro de Menores de Valle Tabares)

«Este tiempo nos ha servido para valorar a un mayor nivel todo aquello que podemos hacer fuera de casa. Sobre todo hemos aprendido a valorar a las personas que tenemos a nuestro alrededor –tanto en casa, como en el entorno laboral– ya que tenemos que arrimar bien los codos y desarrollar imaginación, ingenio… y hasta habilitar un entorno de dinamización educatica en un centro como en el que nos encontramos. Esta es una situación infrecuente, que sabemos que terminará, como mismo sabemos que todo lo que hagamos durante este tiempo servirá como recompensa, como aprendizaje personal aceptando que la vida está en un constante cambio y para todo tenemos que estar preparados».

Fuente: El Día

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *