La consejera de Empleo, Cristina Valido, considera urgente eliminar la desigualdad de género existente incluso en el reconocimiento de las enfermedades profesionales

Valido, recuerda que hay profesiones muy feminizadas con dolencias características que sólo se reconocen como enfermedades profesionales para categorías profesionales en que prevalece el trabajo masculino. La Dirección General de Trabajo del Gobierno de Canarias trabaja para la correcta evaluación accidentes recurrentes que pudieran estar provocados por una enfermedad profesional sin diagnosticar.

La Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias trabaja firmemente para conseguir que ciertas enfermedades asociadas a trabajos claramente feminizados y no considerados como enfermedad profesional, obtengan tal categoría. A la consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, le preocupa la discriminación que supone “que una misma dolencia esté considerada como enfermedad profesional en categorías asociadas a trabajos masculinizados, como la construcción, pero que esa misma, en profesiones feminizadas, como las ejercidas en la Hostelería, sean consideradas enfermedades comunes, con el recorte salarial que significa si esto deriva en baja”; y considera “urgente, trabajar por eliminar la desigualdad de género existente incluso en el reconocimiento de ese derecho”.

Por ello, la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Canarias ha presentado ante el Ministerio de Trabajo, junto al gobierno balear, un listado de dolencias para su reconocimiento como enfermedades profesionales (EEPP) afectas al sector de la hostelería, que ya son consideradas como tal en otros ámbitos profesionales. “Tenemos la certeza de que muchos de los accidentes recurrentes, con notificaciones pero sin baja, están provocados por una enfermedad profesional no diagnosticada como tal”, comenta el director general José Miguel González. En esta misma línea, se plantea que también se deberían incluir en el Anexo II del Real Decreto 1299/2006, la lista complementaria de enfermedades cuyo origen profesional se sospecha y cuya inclusión en el cuadro de enfermedades profesionales debería contemplarse como dorsalgias, cevicalgias, y hernias discales de las camareras de piso, motivadas por movimientos repetitivos en el trabajo.

Asimismo la Dirección General de Trabajo ha solicitado al Estado un análisis de prevalencia de dolencias para saber cuáles deberían estar incluidas en un nuevo catálogo de enfermedades profesionales. El 16 de marzo hay una convocatoria de reunión de la mesa de EEPP, emanada de la mesa de calidad por el empleo en la hostelería, a la que asistirá el director del ICASEL para tratar este tema.

Fuente: Gobierno de Canarias

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *