Tenerife suma tres nuevos fallecimientos de residentes en centros de mayores

Sanidad confirma la muerte de dos usuarios del geriátrico de Tegueste y otro del Hogar Santa Rita. El IASS reparte material de protección a entidades y 25 ayuntamientos

Tenerife suma tres nuevos fallecimientos de usuarios de centros de mayores como consecuencia del Covid-19. Dos ellos eran residentes del geriátrico Jardines de San Marcos de Tegueste y la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias también confirmó ayer el fallecimiento de una persona de 70 años residente en el Hogar Santa Rita, en Puerto de la Cruz, que estaba ingresada en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) desde el pasado viernes, tras dar positivo por coronavirus.

La residencia Jardines de San Marcos registra ya tres víctimas mortales entre sus usuarios y un total de once contagiados. En este caso, las alarmas saltaron el pasado domingo cuando una mujer de avanzada edad fallecía después de ser trasladada al centro hospitalario y detectarse que había contraído la enfermedad.

El geriátrico de Tegueste es hasta el momento el centro en el que se ha registrado un mayor número de fallecimientos por Covid-19 de las Islas. En un comunicado, la dirección de la residencia aseguró que en todo momento se han seguido «los protocolos de actuación pautados por las autoridades sanitarias» y que desde el inicio de esta situación se ha mantenido informadas a las familias, así como a los responsables sanitarios. Asimismo, la residencia sigue bajo controles sanitarios y se han realizado las correspondientes desinfecciones.

El fallecimiento ayer de un usuario del Hogar Santa Rita es el primero vinculado a este centro en el que residen un total de 640 personas. El presidente de la Fundación Canaria Hogar Santa Rita, Roque Silva, lamentó la muerte del residente, pero quiso lanzar un mensaje de tranquilidad, ya que no se ha registrado ninguna nueva incidencia y el centro continúa con su política de aislamiento. Desde hace unos veinte días no se permiten visitas ni salidas de los internos al exterior, salvo por cuestiones graves de salud.

En este centro portuense aún no se explican cómo es posible que una persona encamada, como estaba el fallecido, haya podido contagiarse de coronavirus. «Hemos querido blindar Santa Rita, suspendimos visitas médicas no esenciales, dejamos a los proveedores fuera y ahora mismo las únicas personas que entran y salen son los 414 empleados, que han recibido formación y material para prevenir los contagios», sostiene Silva.

El centro mantiene en una zona de aislamiento a los dos compañeros de habitación del fallecido y fuentes del Hogar Santa Rita aseguraron a EL DÍA que los ocho trabajadores que inicialmente estaban confinados en sus viviendas por haber tenido contacto con él ya se han incorporado a sus puestos de trabajo.

A los tres usuarios fallecidos de los Jardines de San Marcos y al caso del Hogar de Santa Rita hay que añadir otro fallecimiento que se produjo la pasada semana en el Centro Sociosanitario de Fasnia, el primero de Canarias en un hogar de mayores. También se han detectado casos positivos de coronavirus en otra residencia para mujeres con discapacidad de Finca España y en otros centros que prestan atención a este colectivo.

Reparto de material. El Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) distribuirá un centenar de lotes de equipos de protección personal que se pondrán a disposición de las residencias de mayores, centros de personas con discapacidad y los servicios de ayuda a domicilio de 25 ayuntamientos de la Isla. Así lo anunció ayer el presidente insular, Pedro Martín, que explicó que «en concreto, se hará entrega de 13.000 mascarillas quirúrgicas y 26.000 guantes, que se repartirán de forma equitativa, teniendo en cuenta el número de usuarios y trabajadores. Por su parte, la consejera de Acción Social, Marián Franquet, detalló que la Federación Canaria de Municipios, «difundió una consulta para conocer las necesidades de los municipios, priorizando a aquellos colectivos que están en una mayor situación de vulnerabilidad».

Ayuda del Ejército. Efectivos de la USAC Hoya Fría, Batallón de Ingenieros y Grupo NBQ del Ejército realizaron ayer labores de limpieza y desinfección tanto en el interior como en el exterior de la residencia de mayores de Ofra.

Fuente: El Día

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *