La residencia de mayores al fin recibe el aval municipal

Bergaz confía en que las obras puedan iniciarse en semanas, una vez que por silencio administrativa se obtuvo la documentación de Teguise

Encuentro en el pasado verano de Marcos Bergaz con representantes de UTE Residenza.

El inicio de las obras de la futura gran residencia de mayores de Teguise parece desde esta semana más próximo, una vez que el Cabildo ya tiene en su haber la documentación que reconoce la cooperación interadministrativa por parte del Ayuntamiento de Teguise. La misma ha sido otorgada por silencio administrativo, una vez vencidos los plazos a las peticiones oficiales hechas por la primera Corporación sobre mediados de año.

Cumplido este requisito, confía Marcos Bergaz, consejero insular de Bienestar Social, en que las obras puedan tener inicio en semanas, incluso antes de que acabe el año. «Soy optimista al respecto», declaró a este diario; si bien reconociendo que se dependerá de que quede culminado en este otoño el preceptivo plan d seguridad, entre otros aspectos.

Esta previsión la dio el consejero en la tarde de ayer tras un nuevo encuentro con los empresarios italianos que se hicieron con la adjudicación de la residencia, con derecho también a la explotación de las instalaciones.

El presupuesto total de la obra se ha previsto que pase ligeramente de 17,4 millones de euros, de los cuales el Gobierno de Canarias aportará 10 millones con cargo al Plan de Infraestructuras Sociosanitarias, en su segunda fase. Al margen, el proyecto para el vallado y el movimiento de tierras cuenta con un presupuesto de 272.678,86 euros. Una vez construido el inmueble, la gestión del centro corresponderá a la UTE Residenza, durante un plazo de corrido de 28 años desde la firma del contrato.

Cabe recordar que en febrero pasado, con el anterior grupo de gobierno en el Cabildo, se dio por sentado que las obras se iniciarían en época estival, confiándose en aquellos días con tenerse resueltos los trámites administrativos que finalmente han provocado el retraso en el comienzo efectivo de las faenas previstas. En consecuencia, está por ver si la residencia podrá entrar en uso en el tramo final de 2021, siendo bastante probable que finalmente sea necesario esperar a 2022 para la puesta en servicio.

La adjudicación se hizo a comienzos de año dentro de los plazos marcados por el Cabildo en la licitación iniciada en octubre del pasado año. Una vez operativa al completo, esta nueva infraestructura sociosanitaria en Tahíche deberá operar con un mínimo de 130 plazas de estancia fija en la residencia de alto requerimiento; así como con otras 50 plazas en régimen de centro de día.

La residencia irá emplazada en una parcela de 16.500 metros cuadrados de planta en Los Calderones de Tahíche. Deberá contar con un sótano, una planta baja, para usuarios, y una igual planta en altura.

Fuente: Canarias 7

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *