El espejo de la diversidad

La Coordinadora de Personas con Discapacidad Física de Canarias pone en marcha, en El Sobradillo, el proyecto de sensibilización Tenique

Una amplia sonrisa, casi tanto como la pared en la que está pintada, recibe a los vecinos de El Sobradillo que pasan por la esquina de la calle Robin. En el lateral del edificio La Asomadita está Marta, en su silla de ruedas, con esa gran sonrisa, y rodeada de todo lo que estudiantes y vecinos han querido contar a través de las manos de Matías Mata (Sabotaje al Montaje) y Fran Feo Flip, los artistas que le están dando forma estos días al proyecto que impulsa la Coordinadora de Personas con Discapacidad Física de Canarias (CoordiCanarias) y que se denomina Tenique. El objetivo es la visibilidad e integración de las personas con discapacidad.

Desde CoordiCanarias, María José Hernández explicó a DIARIO DE AVISOS los entresijos de este proyecto. “Nos presentamos a la convocatoria que anualmente realiza el Ayuntamiento de Santa Cruz a través del IMAS y es el segundo año que lo hacemos. Es un proyecto de participación con el que queremos que la comunidad, tanto alumnado como las asociaciones de vecinos y personas con discapacidad, unan esfuerzos para crear algo constructivo”. Relata Hernández que los objetivos son muchos, pero que el primero de todos es el de “sensibilizar a la población sobre las dificultades que tiene el colectivo de personas con discapacidad, que sean conscientes de todas las dificultades, y que vayan trabajando sobre todo eso, para, después, unificar esas ideas y plasmarlas en algo que te embellece”.

A la pregunta de por qué un mural, Hernández responde que “a veces, cuando trabajas con el colectivo y haces talleres y demás, se queda en eso. En cambio, con Tenique queda plasmado lo trabajado, y ya no solo es algo para las personas que lo han trabajado, sino que todo el público, cualquier persona que puede pasar por aquí, ve. Es algo que embellece, pero también una obra en la que se plasman las dificultades”.

Con Tenique I, también de la mano de Matías Mata, se realizó un mural en el Colegio Bethencourt y Molina y como adelantan desde Coordicanarias, “ya trabajamos en el Tenique III”. Luis Rodríguez es trabajador social de Coordicanarias y constata las palabras de Hernández en cuanto a los objetivos del proyecto. “Es muy ilusionante, es un proyecto referente a nivel insular y local. La gente está muy ilusionada con él. Hace falta que se visibilice las dificultades de las personas con discapacidad, algo en lo que lleva trabajando Coordicanarias ya 40 años”.

La visión que aporta el artista se complementa a la perfección con los objetivo perseguidos por Tenique. Mata explica que ya el año pasado colaboró con CoordiCanaria con el mural del CEO Bethencourt y Molina. En este segundo año, detalla que “quería trabajar dos conceptos e invitar a un artista más. Juntos hemos intentado reflejar las dificultades de la gente que tiene movilidad reducida al desplazarse por las ciudades”.

Para conseguir su objetivo , junto con CoordiCanarias, ambos artistas han hecho talleres con los que han recogido el sentir de escolares y vecinos. “En el mural también se reflejarán las antenas de telefonía móvil, que es una lucha de los vecinos, el abandono de los edificios, la flora autóctona o la palabra dignidad que acompaña al mural”. “También -continuó- hemos querido reflejar a una chica con alegría, con una gran sonrisa, porque, aunque la lucha sea difícil de ganar, hay que seguir luchando. Creo que la mezcla de ilustración y realismo es un reflejo de lo que se vive en el barrio”, añade Mata.

Otra de las almas de este proyecto es Ruymán Afonso, educador social del Bethencourt Afonso.

Fuente: Diario de Avisos

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *