«Creí que no trabajaría más nunca»

  • Vicente Díaz, con discapacidad y en paro desde 2008, es uno de los 103 contratados por el Noe. Trabajarán en el Cabildo durante un año. El proyecto está dirigido a desempleados con formación
Cargos públicos y beneficiarios del programa posaron todos juntos al término del acto de presentación, ayer, en la Casa Palacio.

Tiene 60 años y trabajó durante 27 en una fábrica de tabacos, pero este viernes Vicente Díaz estaba como un crío que se estrena en el mundo laboral. No es para menos. Llevaba en paro desde 2008. «Oh, yo ya creía que no trabajaría más nunca». Por más que lo buscó, no halló empleo. Y ello pese a que se ha estado formando. Es grabador de arte y cuenta también con titulaciones en archivística. Pero ha jugado en su contra ser una persona con discapacidad. De niño tuvo la polio y se desplaza en silla de ruedas. Sin embargo, Vicente empezará con suerte el 2020. Es uno de los 103 contratados por el Cabildo en el marco del programa Noe.

Allí estaba este viernes, en la sala de actos de la tercera planta de la Casa Palacio, a donde acudió junto al resto de sus nuevos compañeros a participar en el evento de presentación oficial de esta iniciativa. En la mesa de autoridades estuvieron el presidente de la institución insular, Antonio Morales, el viceconsejero de Empleo del Gobierno canario, Gustavo Santana, y el consejero insular de Empleo, Juan Díaz.

Este proyecto, que cuenta con una financiación de 3,34 millones de euros, busca ofrecer a los beneficiarios, al menos de manera preferente, una primera experiencia laboral en la administración pública y en el ámbito de la titulación que posean. Con ese fin se ha seleccionado a 90 personas que ya empezaron a trabajar el 29 de noviembre y que estarán contratadas durante un año. Estaban inscritas en el Servicio Canario de Empleo (SCE) y estaban en posesión de un título universitario, un ciclo formativo o un certificado de profesionalidad, que era un requisito indispensable para entrar en el Noe. Operarán en seis consejerías.

A estas 90 personas, explicó el consejero Díaz, se le suman otras 6 que harán las veces de tutores, con una ratio de 1 por cada 15 alumnos, que estarán vinculados al proyecto durante los dos primeros meses. Y aparte se contratará a otras 7 que formarán el llamado equipo de apoyo. Estas estarán trabajando durante 16 meses. De alguna manera este proyecto permite darles una oportunidad laboral (para muchos será la primera) con la modalidad del contrato en prácticas.

De las 90 seleccionadas, un 31,11% pertenece al colectivo de personas con discapacidad (intelectual, visual, auditiva o motriz). Organizaciones como Fundación ONCE, Gran Canaria Accesible, GCsigno y ASOR han ayudado a adaptar mejor los puestos de trabajo. No en vano, Vicente Díaz será destinado al Archivo General del Cabildo en El Secadero y ahora están adaptándole los aseos.

Por su parte, el 73,33% de las 90 contratadas son mujeres, que era otro objetivo del proyecto. Entre ellas está Carla Romero. Estudió Comunicación y estará este año en el gabinete de prensa del Cabildo. Viene de México, pero lleva en Canarias desde hace tres años y hasta ahora no había podido trabajar en un puesto vinculado a su titulación. Esta será su primera vez. «He estado aplicando encuestas y colaborando en artículos de investigación porque estuve haciendo el doctorado en la Universidad de La Laguna y en un proyecto de escuela digital». Afronta esta etapa «con mucha motivación». Cree que su propio perfil de trabajadora titulada ha dificultado su inserción laboral. De hecho, conoce gente que ha quitado sus estudios de su currículum. Pero Carla no tendrá que esconderlos. Al contrario. Trabajará este año de lo que estudió.

Fuente: Canarias 7

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *