“Ante un sistema educativo cruel y segregador, no seguiré de brazos cruzados”

Albano de Alonso, padre de un niño discapacitado, denuncia ante la Eurocámara la exclusión que sufrió en una escuela pública lagunera

Albano de Alonso Paz entre el presidente del Parlamento canario, Gustavo Matos, y la Consejera de Educación, María José Guerra. | DA

Albano de Alonso Paz (Breña Alta, 1977), profesor de Lengua y Literatura y director del IES San Benito, está convencido de que la escuela pública española es segregadora al vivir en sus carnes la marginación, la exclusión y el rechazo. “Pelearé hasta que la inclusión sea una verdadera prioridad política y ningún niño o niña se quede atrás”, afirmó.

En 2013 Albano intentó matricular a sus dos mellizos en una Escuela Infantil de La Laguna, pero no admitieron a uno de ellos. Diego fue rechazado por tener una discapacidad motora del 67%. Ante esta discriminación los inscribieron en uno privado.

De Alonso inició entonces un peregrinar por las administraciones canarias y nacionales hasta llegar a la Unión Europea. Pese a que en 2015, la Eurocámara se declaró incompetente para abordar la situación, recientemente abrió de nuevo sus puertas y retomó su caso al reconocer la discriminación que sufrió Diego. Exigió “que nadie quede atrás, y que no se repita nunca más la marginación a la que fue sometido mi hijo, tomándose medidas contra las administraciones que vulneran la educación inclusiva”.

Albano piensa que hay que dejar de hablar de integración y “convivir más con la discapacidad. La inclusión exige un cambio de mirada, la dotación de más recursos y un nuevo enfoque de la escuela, con un discurso que debe poner el foco en los estudiantes”. El modelo educativo permite casos de discriminación y, además, mantiene vigentes mecanismos de segregación como los centros de educación especial. Por este motivo, aboga por derivar los recursos que se destinan a las aulas enclave y los centros de educación especial a las aulas ordinarias, para que la discapacidad se vea como algo normal.

En 2018, Naciones Unidas acusó a España de violar el derecho a la educación de los alumnos con discapacidad. “Su segregación y exclusión equivale a violaciones graves o sistemáticas a su derecho a la educación”.

Entrevista con la Ministra

Albano quiere entrevistarse con la Ministra de Educación. “Hay demasiada gente sufriendo los embates de un sistema educativo cruel y segregador como para seguir de brazos cruzados”. La educación española “viola de manera sistemática el artículo 24 de la Convención Internacional de Derechos de Personas con Discapacidad”. El desvío de más de 37.000 niños y niñas a centros de educación especial “perpetúa la invisibilización de la discapacidad como práctica habitual de una historia cruel e injusta con los sectores marginales”.

“La educación debe regirse por la inclusión, la diversidad y la interculturalidad. El currículo debe construirse en torno al respeto de cada uno de ellos y a las necesidades singulares de cada niño o niña. El sistema es el que tiene que adaptarse a cada menor, y no al revés”, finalizó.

Fuente: Diario de Avisos

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *